El riego automático por difurores se caracteriza porque son más pequeños que los aspersores y tiran el agua a una distancia entre 2 y 5 metros, según la presión y l aboquilla que utilicemos.
El alcance se puede modificar abriendo o cerrando un tornillo que llevan muchos modelos en la cabeza del difusor.
Se utiliza para regar superficies más estrechas y pequeñas que los aspersores.

Publicado: 31 de Diciembre de 2015