El riego con aspersores tiene un alcance de entre 3 a 8 metros, según tengan más o menos presión y el tipo de boquilla.
Los aspersores son emergentes: se levantan del suelo cuando se abre el riego y cuando se para, se retraen.
En un chalet, la presioń habitual da para levantar 3 ó 4 aspersores y 8 ó 10 difurores.

Publicado: 15 de Junio de 2016